El poder de las Palabras

El poder de las Palabras

Beatriz Salas y Ruth del blogs "A mi manera", gracias por declamar mi poema "Prefiero".

miércoles, 16 de noviembre de 2011

La librerìa vacìa:

Sábado a la mañana es mi día de compras generales.

Mi primer destino es la librería de la calle Rioja y Maipú.

Encontrar un libro muy buscado puede ser tan factible como perderlo entre otros.

Por un lado la infinidad del universo,

y por el otro la apropiación.

A veces los libros también escapan al lector,

se hacen rogar, y pasan a hacer inconseguibles.

Cuando un lector ve colgado un cartel que dice se alquila en la puerta,

y los vidrios tapados por diarios,

siente dolor en el alma.

Pararse frente a una librería vacía,

con estantes desiertos y el polvo cubriendo el paso del tiempo,

es como dejar de respirar.

58 comentarios:

  1. Querida amiga
    esa ultima frase tuya.

    Pararse frente a una librería vacía,
    con estantes desiertos y el polvo cubriendo el paso del tiempo,
    es como dejar de respirar.

    Realmente me ha impactado,lo comparto totalmente.
    Un abrazo,nos seguimos visitando.

    ResponderEliminar
  2. Sentimientos:
    gracias por tu comentario.
    no cosa màs dolorosa que ver una librerìa sin vida.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Es una gran pèrdida, sin dudas.

    Un espacio resignado a la obscuridad.

    Bien escrito, amiga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Norma.
    Hace tiempo que no te visito y hoy me encuentro con dolor en tu alma por un espacio vacío, "librería" lugar donde se encuentran conociemiento y compañia, eso es parte de todo lo que esconden en sus páginas los libros.
    Hay que seguir buscando otros espacio para poderse llenar del conocimiento y el amor que en ellos se encuentre.
    Todo llega y todo pasa.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  5. Muy bellos sentimientos corazon
    esa libreria vacia llena de polvo
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  6. Gaucho:
    es un espacio resignado a la obscuridad.
    gracias amigo por el comentario

    ResponderEliminar
  7. Ambar:
    es cierto, hace mucho que no comentabas, es bueno tener tu companìa.
    gracias

    ResponderEliminar
  8. Luna:
    gracias por el comentario, es triste ver vacìo el lugar que ilumina.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Realmente muy, triste y desolador!

    Voto por un país mas cultivado, los libros son un verdadero tesoro.Besos!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  10. que cierto lo que relatas, es así, es muy desolador pasar frente a una librería vacía, así comovan las cosa s, todo será digital
    y ese romanticismo de pasar las hojas con los dedos y tocar la textura del papel se hará un melancólico recuerdo

    abrazo grande

    ResponderEliminar
  11. Es una voz sin eco...A mi me ha pasado con algunos establecimientos (uno de ellos una librería de antiguo que desapareció en Las Palmas , otra una Librería de Cádiz, varias librerías que se transformaron y dejaron de ser lo que fueron, un par de tiendas de discos...donde había comprado casi todos mis vinilos desde joven adolescente)...y duele...perder no solo ese algo cotidiano , del ayer y del hoy...sino cercenar todas las opciones del mañana con respecto a ese espacio del alma...LO gas descrito con la magia y la sensibilidad que te caracteriza, amiga Norma...un beso enorme

    ResponderEliminar
  12. Hay un refrán que dice; "El que busca siempre encuentra", pero ahí cosas que te cuesta bastante o no acabas encontrando nunca, tan vez por que no las veas. Te deseo mucha suerte y encuentres todo aquello que anheles.

    Un beso amiga mía.

    ResponderEliminar
  13. Siempre he sentido las librerías como un universo donde habitan miles de seres. Visitarla cuando cierran sus puertas -porque ya no es negocio-, es penoso. Siempre me quedo con la sensación, de que parte de mis sueños se quedan en sus estantes.
    Un beso Norma

    ResponderEliminar
  14. Si, cuantas veces nos ocurre que recorremos librerías en busca de un libro, que en ese momento es tan importante y lo deseamos tanto, y que feliz cuando lo logramos, encontrar librerías reconocidas que el tiempo las convirtió en otra cosa es triste.
    Gracias queda Norma por tu visita.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. me gustó tu reflexión sobre el libro.
    y la librería cerrada, es como si se fuera una amigo...

    mil besos*

    ResponderEliminar
  16. Humo:
    es triste y desolador que las librerìas por problemas ecònomicos queden fuera de circulaciòn.
    besos

    ResponderEliminar
  17. Elisa:
    gracias amiga por el comentario.
    las librerìas de barrio quedan desoladas.
    besos

    ResponderEliminar
  18. Sambragris:
    duele perder lo que tanto se quiere¡
    besos

    ResponderEliminar
  19. Rosana.
    todo avanza, la tecnologìa hace maravillas¡
    pero tambièn resigna el papel de la librerìa al quedar desnuda.
    besos

    ResponderEliminar
  20. Taty:
    dejo de ser rentable¡ es un universo de seres en espera de los lectores.
    besos

    ResponderEliminar
  21. medianoche:
    estoy deacuerdo contigo amiga.
    gracias por tu visita.
    besos

    ResponderEliminar
  22. Rayuela:
    es otro amigo que se va¡
    buena definiciòn.
    besos

    ResponderEliminar
  23. Sí, Normi, eso es terrible. Una librería cerrada nos inspira esa sensación de orfandad que no se quita yendo a otra, es como si hubieran cerrado la sucursal de nuestros sueños.

    Aaaaay, este texto pega duro; la realidad nos pega duro, es natural que dejemos hablar a nuestros fantasmas.

    ¡Estupendo, Norma!

    Besazos.

    ResponderEliminar
  24. MI QUERIDA AMIGA,NORMI,GRACIAS POR TRATAR DE CONSOLAR,EL DESCONSUELO! EN LA PRÁCTICA,VAMOS BIEN CON EL TEMA AUTO AYUDA...CHE,QUE BELLO,EXQUISITO Y HERMOSO POEMA!
    GRACIAS,MUCHAS GRACIAS POR ESTAR
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  25. BUENO, NO SOY BUEN LECTOR, PERO UNA LIBRERÍA VACÍA, DEBE SER NEFASTO!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  26. Uhm, la delicia de buscar un libro, encontrarlo, toquetearlo, ojearlo, aprisionarlo en nuestro poder y luego leerlo con calma...

    Uhm, mala cosa si las librerias tienen que cerrar.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  27. UNA LIBRERIA VACIA DEBE SER UN SITIO TAN TRISTE COMO DESGARRADOR, SOBRE TODO PARA QUIENES AMAMOS LOS LIBROS.

    UN BESO ENORME QUERIDA AMIGA Y GRACIAS POR VISITARME.

    ResponderEliminar
  28. Qué triste imagen, Norma. Qué triste encuentro para cualquier amante de las letras.

    Un placer leer las tuyas.

    Gracias

    ResponderEliminar
  29. Hola, Norma:

    Hubo aquí en mi ciudad un pequeño café-libro. Allí se intercambiaban o alquilaban libros, los cuales podía uno leer, mientras degustaba un buen café. Un día al llegar encontré cerrado el local y en la puerta un letrero fúnebre invitando a las exequias de don Jacinto, el dueño del local... Nunca más abrieron el negocito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Creo que es la quiebra mas dolorosa, para los que sabemos que los libros laten y tienen alma es un dolor terrible...

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Esto es algo que no debe pasar, al contrario cada día deberían de ir en aumento. Un fuerte abrazo Norma.

    ResponderEliminar
  32. Una librería vacía es algo tan decadente....

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Lili
    Lidia
    Reltih
    Antiova
    Lujàn
    Mistral
    gracias por los comentarios

    ResponderEliminar
  34. Mistral
    Rafael
    La novia
    delfin
    Toro
    gracias amigos por los comentarios

    ResponderEliminar
  35. la peor de las imágenes...libreriía vacía...¡así va el mundo! querida <norma...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  36. que tristeza tiene que sentir el alma al ser testigo de una librería vacía querida y admirada poeta , besinos miles y feliz inicio de semana con todo mi cariño y admiración.

    ResponderEliminar
  37. Con tinta violeta:
    es triste ver como desaparecen, y se reemplazan por otros rubros comerciales.
    besos

    ResponderEliminar
  38. Para los y las que amamos la Lectura y atesoramos libros como objetos y, sobre todo, como ideas y creación humana, la ausencia de ellos es como la propia ausencia. La dificultad de acceso( por razones monetarias) es también muy dolorosa. mi país, Chile, tiene un impuesto al libro que es vergonzoso y que impide que muchas personas puedan acercarse a una de las maravillas del alma humana.
    Gracias por tus cálidas palabras en mi blog!

    ResponderEliminar
  39. GRCIAS GRACIAS NORMI,POR TUS COMENTARIOS EN MI BLOG,AMIGA DE AQUELLAS,SOS PARA MI,PERSONALEMENTE
    UN ABRAZO ENORME!
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  40. Eva:
    la lectura alimenta el alma y el intelecto, tal vez no sea una inversiòn en la actualidad, en muchos paìses tambièn suceden estas cosas, es triste amiga.
    besos

    ResponderEliminar
  41. Lidia:
    gracias por el comentario¡
    sabes que te aprecio y te admiro.
    besos

    ResponderEliminar
  42. Galàn:
    sì amigo es triste ver despoblados estantes que arroparòn tantos libros.
    besos

    ResponderEliminar
  43. Voy al pasillo latinoamericano, con el índice izquierdo voy avanzando por los lomos en orden alfabético hasta dar con el título buscado. Lo retiro, le quito el forro de plástico, huelo el papel, la tinta, las letras. Aspiro, me lleno de versos, músicas, imágenes, y ya totalmente en trance cierro los ojos y empiezo a leer. Es una suerte conocer mis propios poemas de memoria.

    ResponderEliminar
  44. Puedo pasar un buen rato leyendo los titulos de los libros y ojeandolos, si se puede.Me los llevaría todos.

    Abrazos, amiga.

    ResponderEliminar
  45. Esta referencia a una librería vacía nos deja desangelados y con el corazón frío. Creo que ahora mismo iré a buscar una biblioteca bien repletita.

    Besos

    ResponderEliminar
  46. norma, se lo que se siente, he visto algunas cerrarse, y se nos achica el alma, amamos las letras, acariciamos los libros como a nuestros hijos.
    ¿Cómo no sentir dolor ante una librería empolvada?
    Te dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  47. Anuar:
    gracias por tu comentario.
    abrazos

    ResponderEliminar
  48. Rayèn:
    gracias amiga por tu companìa.
    besos

    ResponderEliminar
  49. Narci:
    nos deja una sensaciòn de desamparo ver librerìas que con el tiempo se van cerrando¡
    besos amiga

    ResponderEliminar
  50. Sor Cecilia:
    en todo el mundo estas cosas suceden¡ pero siempre es triste ver como se transforman en polirubros.
    besos

    ResponderEliminar
  51. Norma me haces recordar que mis libros son como humanos, aunque yo les hablo en mi locura, un beso enorme

    te leo siempre

    ResponderEliminar
  52. Una librería vacía, imagino a la palabra abandonada...

    Saludos muchos, Norma. Que tengas lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  53. Esas librerías empolvadas y abandonadas es como almas aprisionadas, que triste, pero hpy día, muy real.

    Besitos

    ResponderEliminar
  54. Mixha:
    yo tambièn querida amiga les hablo en mi locura¡
    besos

    ResponderEliminar
  55. Luna:
    Nos dà sensaciòn de abandono cuando una libreria cierra sus puertas.
    besos

    ResponderEliminar
  56. Mina:
    gracias por el comentario.
    es real cada vez se suman màs librerìas en quiebra.
    besos

    ResponderEliminar
  57. No se puede expresar mejor lo que siente alguien cuando ve una librería vacía o el típico cartel de "se alquila" en el escaparate, que se está haciendo tan común hoy en día.
    Un beso.

    ResponderEliminar