El poder de las Palabras

El poder de las Palabras

Beatriz Salas y Ruth del blogs "A mi manera", gracias por declamar mi poema "Prefiero".

lunes, 20 de agosto de 2012

Sobre el puente de Madison:


Se suicidó la memoria,
plagiando los ritmos de un recuerdo lejano.
En las células duermen  registros de un aroma a violetas,
 en la boca la hiel de tus labios.
Se oculta las lágrimas taciturnas en cualquier esquina,
en la espera vacía  de un beso robado.
Inalterable son las  huellas del tiempo,
 las horas necias que se olvidan.
Estigma qué delata la pertenencia.
Enajenar los sentidos para callar la indiferencia.
Mi alma se hundió en algún lugar del mar,
ni siquiera esa gota fría te obligó a regresar.
Fue así como supe que el verano no llegaría a su madurez,
una tarde de enero amarró mis pies.
Indescifrable corazón dispuesto a renunciar.
 Pálida memoria, eterna gaviota sin rumbo surcando los mares….


26 comentarios:

  1. "..estigma que denuncia la pertenencia..."?

    No escribas esas cosas , amiga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gauchito sòlo es un poema¡¡ Lo tengo claro, yo me pertenezco.
    besos amigo

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo poema, Norma, que convoca a la madre de todos los sentimientos en la melancolía de ese suicidio sin retornos. Un poema que se siente...

    Un besazo enorme, mi querida amiga :)

    ResponderEliminar
  4. Si un poema que se siente , eso es

    Un abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  5. Un poema que obliga a reflexionar.
    Mis abrazos, apreciada Norma.

    ResponderEliminar
  6. La memoria se zambulle en el olvido pero en tu poesía pervive, como en toda gran poesía, aquel sentimiento expresado por Garcilaso en la Tercera Égloga, el sonido de la celebración que hará parar las aguas del olvido, porque siempre reprochamos a la helada Galatea. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Qué maravillosa entelequia querida Norma, me hace acordar cuando llegué de casualidad a tu blog buscando buena poesía y me encontré con que hacía meses habías dejado de escribir ¡sentí tanta pena...! que no dudé en hacertelo saber, por si acaso, algún día, pasaras por tu blog ¡y me respondiste! ¡y estás aquí! y puedo deleitarme con esta joya que nos obsequia tu enorme generosidad.

    Te envío un fortísimo abrazo querida amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Drac:
      Mi incondicional amigo, es cierto lo que comentas, estuve un tiempo sin publicar, aunque nunca deje de escribir, el año pasado fué duro para mi familia.
      Falleció mi madre, y a los dos meses operarón a mi esposo, le diagnosticarón cáncer.
      Gracias a Dios todo salió bien, y las cosas volvierón a fluir, te agradezco que te acuerdes de mí.
      te estimo querido amigo

      Eliminar
  8. Norma, que belleza de poema. Un placer leerte amiga. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  9. MUY BUENO...me quedé sin palabras! Te quuiero mucho!
    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Bellas palabras Norma para relatar una desaparición sentimental. Ojala esa eterna gaviota sin rumbo surcando los mares encuentre la paz!
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. He sentido tristeza al leer tu poema, Normita. Quiere decir que lograste trasmitir lo que deseabas. ¡Enhorabuena, amiga!
    "En las células duermen registros de un aroma a violetas,
    en la boca la hiel de tus labios."

    ResponderEliminar
  12. es una hermosa cascada de imágenes Norma,en donde traspasas al ojo lector emociones y sensaciones tan certeras como la soledad , la esperanza, lo truncado etc etc

    las asocié a la película que es de un romance total Los puentes de Madison, en donde un amor maduro fue solo flor de una primavera que se guardó para siempre

    un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  13. POEMA MUY NOSTÁLGICO. SIEMPRE UN PLACER VISITARTE.
    BESOS

    ResponderEliminar
  14. a veces la memoria se suicida...y es igual de implacable.

    la mía voló hacia los puentes de madison impulsada por tus versos.

    besos*

    ResponderEliminar
  15. Me pregunto, Norma, si este poema, por su título, tiene que ver con la historia de la película "Los puentes de Madison". O acaso sean otros puentes más personales, otra historia... Sea como sea hay una tristeza profunda, pero allí en el fondo... también hay un renacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar:
      En cierta forma hay puntos de contacto con la pelìcula, puentes personales, otra historia¡ La escritura nos permite crear y recrear un mundo en èl que todo esta vinculado.
      besos y gracias Pilar por el comentario.

      Eliminar
  16. Hola Norma,

    Caray! me has puesto a pensar en las amarras del tiempo.

    Espero que ahora te sonría con más condescendencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz:
      La vida me sonriè, de lo contrario le arrancarìa a la vida una sonrisa¡
      besos y gracias por comentar.

      Eliminar
  17. Un hermoso poema dedicado al tiempo que nos exprime sin compasión.Gracias por tu visita Rosa, te invito a entrar a mi bloc de mi autoría, sin obligación, por supuesto.Es un placer ternrerte.un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me emociona hasta las lágrimas leerte!

    Te quiero:)

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  19. Humo:
    Gracias Fer¡
    yo también te quiero.

    ResponderEliminar
  20. Un poema soberbio Norma, siempre un placer,
    que disfrutes el fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. A veces la memoria no se suicida y entonces duele. Ha sido un placer disfrutar tu poema y tu blog.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. http://visitas-gratis-en-tu-blog.blogspot.com.es/

    Este blog vuelve a estar activo , visitenos para conocer otros blogs y dejar conocer tu blog . Gracias!!!

    ResponderEliminar